Un nódulo benigno, es benigno para toda la vida. Lo que puede ocurrir hasta en un 6% de los casos es que el resultado de la biopsia haya dado lo que denominamos un falso negativo (y que, al observar un crecimiento del nódulo, se decida hacer una nueva punción, y aparezca un resultado positivo).

Esa es una situación muy poco frecuente. Así que, no hay necesidad de operar y solo amerita un control anual con el Endocrinólogo.