Bienestar

El portal de confianza para una vida saludable

Salud

Tres razones para comer un par cebollas enteras por semana:

1. Es antioxidante: la cebolla es rica en flavonoides, entre los que se destaca la quercetina. Esta sustancia ayuda a mantener las células libres de los radicales libres, que alteran su funcionamiento normal. Haga de cuenta que esta sustancia ayuda a deshacerse todos los días de la «basura» producida por las células.

2. Protege contra algunos tipos cáncer. La quercetina tiene un efecto protector contra las células tumorales. Los estudios demuestran que la ingestión de por lo menos 2 cebollas crudas, enteras por semana, puede disminuir la incidencia del cáncer de laringe, ovarios, intestino y riñones.

3. Fortalece el sistema inmunológico y previene las infecciones. La quercetina ayuda al sistema inmunológico a defendernos de algunas infecciones, especialmente en el tracto gastrointestinal, como por ejemplo en algunos tipos de disentería. Los estudios también indican que la ingesta diaria de una cebolla grande y cruda puede disminuir la fase aguda de las infecciones causadas por el virus del herpes.

Las cebollas le pueden le haceer llorar…pero también pueden traerle muchas alegrías

Deja un comentario