Consejo 1

Tenga un buen desayuno. Esto significa comer al menos dos tipos de frutas, un vaso de leche desnatada o un yogur «dietético» con un poco de cereal. Puedes mezclar fruta, cereal y yogur, si quiere, en un solo plato. Es muy sabroso y satisfactorio. Pasadas las tres horas, es decir, a media mañana, coma una fruta o un yogur dietético.

Consejo 2

Comience su almuerzo con la ensalada. La lechuga, el tomate o la zanahoria, por ejemplo, preferiblemente crudos, son excelentes opciones y garantizan importantes nutrientes. Coma a voluntad y sin prisa. Luego sírvase carne o pescado o pollo, preferiblemente a la plancha y sin grasa, y una verdura como brócoli, espinaca o coliflor, por ejemplo. Un helado de fruta o fruta de postre. Después de 3 horas, coma un yogur o una fruta o una barra de cereal.

Consejo 3

A la hora de la cena, tome una sopa de verduras. Varían mucho en consistencia y sabores. Nunca tome la misma sopa dos días seguidos para evitar enfermarse. Si no le gusta mucho la sopa, coma un plato de ensalada, similar al almuerzo, con pollo o pescado a la parrilla y una verdura. Sólo eso. No coma arroz. Si tiene hambre antes de irse a dormir, tóme un vaso de leche desnatada o una fruta como una manzana, por ejemplo.

Qué tan pronto va a perder los 3 kilos? Difícil hacer una predicción precisa, ya que dependerá de su gasto energético y de su metabolismo. Y varía de persona a persona. Pero, por supuesto, si también realiza actividad física, aumentando su gasto energético diario, perderá 3 kilos más rápidamente.