1. Consuma menos carbohidratos: panes, papas, pastas y dulces. Especialmente los dulces. Si le gusta comer dulces, para endulzar su boca después del almuerzo o la cena, sustituya una taza de café por leche desnatada y edulcorante. Comprenda que los triglicéridos son grasas producidas por el hígado cuando comemos carbohidratos.
  2. Aumente la cantidad de alimentos omega-3. Coma pescado como el salmón, sardina por ejemplo, con más frecuencia. Estos pescados son alimentos con alto valor nutricional y los omega 3 ayudan a disminuir la producción de triglicéridos.
  3. Tenga cuidado con las bebidas que contienen alcohol. El metabolismo del alcohol aumenta la producción de triglicéridos. Tome una cerveza o una copa de vino por ocasión, o en situaciones especiales como un cumpleaños o una celebración.

Llevar una vida saludable es siempre la mejor decisión.