Bienestar

El portal de confianza para una vida saludable

Diabetes

Sus ojos están constantemente enrojecidos y llorosos. ¿Es su diabetes la culpable?

Es probable que se deba a una afección conocida como síndrome del ojo seco. Los síntomas incluyen una sensación de picazón (como granos finos de arena atrapados en sus ojos), ardor, picazón, sensibilidad a la luz, enrojecimiento y ojos llorosos. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de padecer este trastorno (conocido como queratoconjuntivitis seca).

Mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de lo normal es el primer paso para prevenir y tratar el síndrome del ojo seco asociado con la diabetes.

Los cambios en el estilo de vida también pueden ser efectivos. Agregue ácidos grasos omega-3 a sus alimentos, ya sea comiendo pescados de agua fría como la trucha o el salmón o tomando un suplemento de omega-3. Se ha demostrado que esto aumenta la cantidad y la calidad de las lágrimas. Y use un humidificador para agregar humedad a su ambiente.

El síndrome del ojo seco afecta a muchas personas mayores de 45 años, en particular a las mujeres después de la menopausia. Las personas con diabetes también tienen un mayor riesgo. Consulte con su oftalmólogo para que le hagan pruebas, le diagnostiquen y le traten.

Deja un comentario