Intente imaginar otro animal además de un humano con mentón. En realidad, los humanos somos los únicos animales con barbilla. Por supuesto, otros animales tienen mandíbulas, solo los humanos tienen mentón. Aunque los científicos no están completamente seguros de por qué tenemos esta característica, una teoría es que nuestras barbillas nos facilitan la masticación.