¿Alguna vez se preguntó por qué todos en la familia se relajan después de una gran comida? La mayoría de los alimentos reconfortantes incluyen carbohidratos, y los carbohidratos contienen un aminoácido llamado triptófano que puede causar somnolencia.