Puede ser difícil adaptar un entrenamiento a su rutina diaria. Pero, por supuesto, no se puede negar la necesidad habitual de hacer “lo que nadie puede hacer por usted” en el baño. Según un estudio de 2017 realizado por UKActive, una organización sin fines de lucro británica, los adultos pasan un promedio de 3 horas y 9 minutos en el inodoro cada semana, en comparación con alrededor de 1 hora y 30 minutos de actividad física durante el mismo período de tiempo.