¿Un amigo está tomando distancia y no responde en varios días? Podemos recibir una ausencia de respuesta como una falta de interés hacia nosotros, pero en realidad estamos fallando al no tomar en cuenta lo que la otra persona puede estar viviendo.

Parte de aprender a ser un buen amigo es aprender a apoyar a nuestros amigos y ser un oído atento, recuerda en tus últimas conversaciones si te indicó que esos días viviría algo, y si no recuerdas nada y la persona te importa, asume buenas intenciones, muestra curiosidad tratando de entender de dónde viene su accionar, responde con empatía y muestra respeto por su tiempo y su forma de lidiar con la situación.

Todos estamos formados por nuestras diferentes experiencias, y aunque nunca tendremos las mismas experiencias que otra persona, al menos podemos intentar comprenderlas.

Para responder con empatía es clave que tomes el tiempo de reflexionar acerca de lo que está viviendo esa persona en el momento, que intentes comprender lo que está sintiendo. Analiza si alguna vez has pasado por algo similar y recuerda como era ese sentimiento.

Sin embargo, cada persona reacciona diferente, algunos desean atención y compañía, otros desean alejarse y vivir sus sentimientos en soledad. Respeta lo que desea tu amigo y busca la mejor forma de ayudarlo.

Lo más importante es que esa persona sepa que te importa y que estas disponible para lo que necesite.