La mayoría de nosotros no somos conscientes de que lo hacemos. Nos tocamos la cara entre tres y 30 veces por hora.

El problema, es que lo que hemos tocado antes de tocarnos la cara, con frecuencia está plagado de gérmenes, por ejemplo: grifos de baño, manijas de puertas, agarradores de gradas, teclados de computadoras, etc.

¿Pero qué tan llenos de gérmenes están esos objetos comunes? Veamos:

Dinero: malo, pero no muy transmisible.
Pantallas táctiles, teléfonos celulares: malo.
Menús de restaurante: realmente malo.
Pomos de las puertas: muy, muy malo.
Teclados de computadora: muy contaminados.

Estas superficies comunes no solo son asquerosas. Pueden ser un medio para propagar los virus del resfriado, la influenza o covid-19

Lo mejor que se puede hacer es, primero, mantenga sus manos fuera de sus ojos, nariz y boca. Lo segundo es lavarse las manos con agua y jabón o usar un alcohol en gel. Y asegúrese de recibir su vacuna anual contra la influenza y su vacuna contra covid-19..