Debido que la vacuna tarda unas semanas en empezar a funcionar y requiere dos dosis, es posible contraer COVID-19 mientras se espera la segunda dosis. Ya se han registrado muchísimos casos de personas infectadas con el virus después de recibir la primera dosis. En la mayoría de los casos, no se sabe si las personas ya tenían el virus cuando se les administró la vacuna o si se expusieron después de la vacunación, pero antes de que sus cuerpos hubieran creado suficiente inmunidad para combatir el virus.

Los ensayos clínicos de las vacunas demostraron que no alcanzan el máximo del porcentaje de eficacia en las primeras semanas después de la primera inyección.
Si le da COVID-19 después de la primera dosis, debe guardar 10 días de aislamiento y estar sin síntomas antes de acudir a su segunda dosis. Recuerde que, incluso después de las dos dosis, ninguna vacuna ofrece una protección del 100 por ciento. Pero incluso si contraes el virus después de la vacunación, es probable que experimente una enfermedad no grave porque su cuerpo ya tiene anticuerpos preparados para combatir el virus.