Planear con anticipación y tener refrigerios saludables a mano son claves para ayudarlo a comer saludablemente en el camino. Sugiero llevar fruta fresca, envases pequeños, yogur sin grasa, queso semidescremado (palitos, rebanadas y cubos), tazas de pudín sin azúcar, nueces (de cualquier tipo), galletas integrales, mantequilla de maní, zanahorias pequeñas y paquetes de bocadillos de 100 calorías (cómprelos o cree los suyos propios). Además, tome agua y bebidas sin calorías.