No, pero puede controlarla. Si tiene prediabetes o le acaban de diagnosticar diabetes tipo 2, perder mucho peso puede llevar la diabetes a lo que se llama la remisión. La recuperación de peso, el envejecimiento y la progresión natural de la diabetes tipo 2 pueden traerlo de vuelta.