Cáncer es el término utilizado para las enfermedades en que las células anormales del cuerpo se dividen sin control y son capaces de invadir otros tejidos. Las células cancerosas se pueden diseminar a otras partes del cuerpo a través de la sangre y el sistema linfático. El cáncer no es una sola enfermedad sino muchas enfermedades distintas. Existen más de 100 tipos de cáncer.

El cáncer se puede prevenir mediante decisiones saludables, exámenes de detección, y Vacunas (inyecciones).

Medidas prácticas para la prevención del cáncer

No fumar o dejar de hacerlo
Cada aspirada de tabaco contiene 250 productos químicos nocivos. Casi 70 de ellos provocan cáncer. Y es más que solo cáncer de pulmón. Los cigarrillos están relacionados con otros 12 tipos de cánceres, incluidos el estómago, la vejiga, los riñones, la boca y la garganta. Cuanto antes dejar de fumar, mejor.

Evitar la exposición excesiva al sol y usar protector solar.
Un lindo bronceado puede dar un color que parece saludable, pero debajo de la superficie, los rayos ultravioleta causan daños en la piel que podrían provocar cáncer. Es mejor colocarse protector solar antes de salir de casa.

Alimentación más sana
Es importante consumir una alimentación baja en grasas saturadas, grasas trans, carnes rojas y, especialmente, carnes procesadas.
Las frutas y verduras tienen un gran impacto contra el cáncer porque son ricas en nutrientes y fibra, y bajas en grasas. Probar el brócoli, el repollo, la col, los berros y otras verduras crucíferas. Protegen contra el daño del ADN que puede convertir las células en cancerosas.

Mantener un peso saludable
El aumento de peso, especialmente alrededor de la cintura, puede aumentar las probabilidades de tener cáncer, especialmente de mama, colon, útero, páncreas, esófago y vesícula biliar. Una de las razones puede ser que las células grasas liberan sustancias que estimulan el crecimiento de las células cancerosas.

Hacer las pruebas de detección de cáncer
Estas pruebas pueden detectar el cáncer en una etapa temprana, a veces incluso antes de que comience. Una colonoscopia encuentra pólipos en el colon y el recto antes de que se conviertan en cáncer. El Papanicolaou localiza células precancerosas y cancerosas en el cuello uterino de una mujer. Las mamografías y la tomografía computarizada buscan cánceres tempranos de mama y pulmón.

Evitar productos químicos tóxicos
Los productos químicos llamados carcinógenos dañan el ADN de las células y aumentan la probabilidad de tener cáncer al tocarlos, comerlos o inhalarlos. El asbesto, el radón y el benceno son algunos de los que pueden estar en el trabajo o el hogar. Hay que fijarse en los productos que se utilizan y cambiar a opciones más seguras.

Tener cuidado con el alcohol
El consumir demasiadas bebidas alcohólicas al día, aumenta la probabilidad de contraer cáncer. El alcohol está relacionado con cánceres de boca, mama, hígado, esófago y otros. Cuanto más se consume, mayor el riesgo. Mejor beber con moderación.

Practicar sexo seguro
Las enfermedades de transmisión sexual no son la única preocupación durante las relaciones sexuales sin protección. Algunas de estas infecciones también aumentan las probabilidades de tener cáncer. Aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello uterino comienzan con los tipos 16 y 18 del virus del papiloma humano. Para esta seguro, es mejor usar condón con las relaciones sexuales. También algunos tipos de hepatitis pueden causar cáncer de hígado.

Vacunar contra el Virus del Papiloma Humano
Algunas vacunas también pueden proteger contra el cáncer. La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano previene el cáncer de cuello uterino, vulva, vagina y ano. El momento de vacunarse es entre los 9 y los 26 años. La vacuna contra la hepatitis B protege contra el virus que causa el cáncer de hígado.

Disminuir el consumo de chorizos
Las carnes procesadas, como los chorizo, o el tocino, tienen sustancias químicas llamadas nitritos y nitratos que pueden estar relacionadas con el cáncer. También, demasiada carne roja como bifes y hamburguesas podría ser un riesgo a largo plazo de cáncer colorrectal.

Hacer actividad física
La prevención del cáncer es una razón más para ponerse en movimiento. El ejercicio combate la obesidad y disminuye los niveles de hormonas como el estrógeno y la insulina, que se han relacionado con el cáncer.

Conocer su historia familiar
Uno no hereda solamente los ojos de la mamá o la sonrisa del papá. También se pueden compartir las posibilidades de tener enfermedades como el cáncer. Algunos genes que los padres transmiten a sus hijos tienen defectos. No reparan el ADN dañado como deberían, lo que permite que las células se conviertan en cáncer.


Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp