En realidad, tanto la prueba de Papanicolaou, como el examen pélvico son necesarios. Sin embargo, son dos estudios diferentes. Cuando la mujer acude a su ginecólogo para un examen pélvico, es posible que le realicen o no la prueba de Papanicolaou, dependiendo si ya le corresponde hacerlo.

¿En qué consiste un examen pélvico?

Un examen pélvico es una evaluación de rutina. Es importante comentarle en ese momento al médico si hay algunas molestias o preocupaciones, como ser sangrado o secreción anormales.

El ginecólogo examina tanto el exterior, como el interior de la vagina. El examen interno implica el uso de un espéculo. Se recomienda que después de 3 exámenes pélvicos normales consecutivos, una mujer sexualmente activa se haga uno cada 3 años.

Las citas para exámenes pélvicos también son una buena oportunidad para hacerse pruebas de detección de ciertas enfermedades sexualmente transmisibles.

El médico puede optar por realizar un examen bimanual inmediatamente después del examen con espéculo. Esto implica insertar dos dedos en la vagina y presionar el vientre con la otra mano. La razón para realizar este examen es comprobar si hay sangrado anormal o dolor.

¿Por qué el Papanicolaou es diferente?

El propósito de hacer una prueba de detección de cáncer es el de buscar células cancerosas antes de que aparezcan los síntomas. Una prueba de Papanicolaou,  no solo detecta el cáncer de cuello uterino, sino que también ayuda a detectar células que tienen riesgo de convertirse en cáncer más adelante.

Lo que lo diferencia de un examen pélvico es que una prueba de Papanicolaou consiste en raspar células sueltas en la abertura del cuello uterino. Luego de ello, se envía las placas al laboratorio para su análisis.

La edad recomendada para una prueba de Papanicolaou es 21 años, y luego cada 1 a 3 años según lo indique el médico.

En conclusión, aunque no es lo mismo, un examen pélvico y una prueba de Papanicolaou son componentes necesarios para la salud de una mujer, pero no por las mismas razones. Un examen pélvico está más dirigido a la salud de la vagina y la pelvis, mientras que una prueba de Papanicolaou busca cambios celulares anormales que llevan al cáncer de cuello uterino.


Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp