Muchas veces estamos tan enfocados en nuestras dudas que hemos olvidado la importancia de celebrar nuestros éxitos. Enorgullécete de cada uno de tus logros diarios y reconoce cada pequeña victoria.