Hay varios medicamentos que interfieren con la absorción de la hormona T4 (levotiroxina), como ser las resinas de ácidos biliares (colestiramina, colestipol), los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol, lanzoprazol, pantoprazol), el carbonato de calcio y el sulfato ferroso.

Es prudente separar la toma de estos medicamentos y la levotiroxina por varias horas.