Bienestar

El portal de confianza para una vida saludable

Salud

¿Las cáscaras y tallos de los alimentos tienen valor nutritivo? ¿Por qué los botamos?

¿Sabía usted que la cáscara de la naranja tiene 40 veces MÁS calcio que la pulpa? ¿Y que la cáscara de mandarina y de la manzana contienen el DOBLE de vitamina C?. La cáscara de la piña no se queda atrás: ¡tiene 38% más de vitamina C!. Ni que decir de los tallos de berro, remolacha, perejil y brócoli, que son muy ricos en fibra e importantísimos para la función intestinal.

No se pueden desperdiciar todos estos nutrientes. El basurero no debe ser el destino para esta importante fuente de alimento, que hacen tan bien a la salud.

Para los que piensan que el sabor no es tan bueno, aquí van tres consejos para una sabrosa preparación.

1. ¡Comience bien! Eso significa elegir bien las frutas y las verduras. Al momento de comprar, déle preferencia a los que están más frescos y conservados. No compre demasiado. Calcule bien para que no le sobre. Antes de consumirlos, lave adecuadamente los alimentos, usando bastante agua y no se olvide de usar productos a base de hipoclorito de sodio para dejarlos libre de gérmenes y bacterias.

2. Las cáscaras de papa y zanahoria pueden ser tostadas y servidas como aperitivo. Con las cáscaras de naranja, mandarina o de maracuyá se pueden hacer gelatina. Las cáscaras de piña, lima y de limón se pueden utilizar para hacer deliciosos refrescos. Experimente. ¡Es una delicia!

3. Los tallos de berros, brócoli, perejil, col o de remolacha pueden ser picados o triturados y colocados en las masas de tortillas, en omelet, en ensalada, o en rellenos de tartas. Los pedazos pequeños se pueden colocar en guisos. Aumente la cantidad de fibras y permita que estos platos sean vuelvan más nutritivos.

Use su imaginación y no desperdicie nutrientes importantes.

Deja un comentario