La menopausia y la osteoporosis van de la mano cuando no se hace un diagnóstico y tratamiento a tiempo.

La osteoporosis significa literalmente «hueso poroso». Es una enfermedad donde los huesos se adelgazan y pierden su fuerza, ya que se vuelven menos densos y su calidad disminuye. Esto puede llevar a fracturas de huesos, que causan dolor, discapacidad y hacen que las actividades diarias sean más difíciles.

La menopausia y la osteoporosis

Es más frecuente en mujeres tras la menopausia, debido al cese brusco de los estrógenos. Hay una relación directa entre la falta de estrógeno después de la menopausia y el desarrollo de la osteoporosis. Después de la menopausia, la reabsorción de los huesos (destrucción) va más rápido que la construcción de hueso nuevo.

En todo el mundo, una de cada tres mujeres mayores de cincuenta años sufrirán una fractura ósea a causa de la osteoporosis.

Nuestros huesos son tejidos vivos que dan estructura a nuestro cuerpo, nos permiten movernos y protegen nuestros órganos.

La osteoporosis se llama la «enfermedad silenciosa» porque la mayoría de las personas no saben que la tienen hasta que sufren una fractura. De hecho, incluso después de romperse un hueso, alrededor del 80% de las personas todavía no son diagnosticadas y tratadas por osteoporosis.

Cómo se desarrolla la osteoporosis

Nuestros huesos se desarrollan y crecen hasta que, a los 20 años, alcanzan lo que se denomina masa ósea máxima, el momento en que los huesos son más fuertes, más densos y menos propensos a fracturarse.

A lo largo de la vida, el hueso se renueva constantemente, con hueso nuevo reemplazando al viejo, y esto ayuda a mantener fuerte nuestro esqueleto. Pero para las personas con osteoporosis, cada vez se pierde más hueso y no se reemplaza.

Las fracturas que se asocian con mayor frecuencia a la osteoporosis son las de cadera, columna y muñeca. Las fracturas de la columna vertebral son las más comunes, pero muchas personas descartan el dolor de espalda como una simple señal de envejecimiento y no reciben un diagnóstico adecuado.

Un hueso fracturado aumenta el riesgo de sufrir otra fractura, lo que puede llevar a una discapacidad y pérdida de independencia. Una de cada cuatro mujeres que tienen una nueva fractura de columna volverá a fracturarse en el lapso de un año. Después de una fractura de cadera, alrededor de 1 de cada 4 personas mueren o nunca vuelven a caminar.

Hay cosas que se pueden hacer para ayudar a prevenir la osteoporosis y mantener los huesos fuertes: seguir una alimentación saludable para los huesos, hacer ejercicio con regularidad, evitar los factores negativos del estilo de vida y averiguar si hay factores de riesgo de osteoporosis.

Consejos importantes

  1. Se puede prevenir la osteoporosis a través de una buena dieta y estilo de vida.
  2. El diagnóstico temprano significa que el tratamiento puede ser más efectivo. ¡No ignore el dolor de espalda!
  3. Si se ha fracturado algún hueso (por ejemplo, la muñeca) después de una pequeña caída desde una posición de pie, esto podría ser una señal de que tienes osteoporosis. ¡Un hueso fracturado es una advertencia de que vendrán más!
  4. Los huesos fracturados debido a la osteoporosis son dolorosos, y son la causa de una discapacidad que cambia la vida y la pérdida de la independencia. Por eso hay que diagnosticar y tratar a tiempo.
  5. Una fractura afecta a las personas físicamente y emocionalmente. Disminuye la calidad de vida, causando depresión y aislamiento.

Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp