La diabetes afecta el corazón y a los vasos sanguíneos, causando complicaciones graves como la afección de las arterias coronarias (lo que lleva a un ataque cardíaco) y accidente cerebrovascular (embolia).

La enfermedad cardiovascular es la causa más común de muerte en personas con diabetes. La hipertensión arterial, el colesterol alto, la glucosa en sangre alta y otros factores de riesgo, aumentan aún más el riesgo de complicaciones del corazón o el cerebro.