Las infecciones urinarias en la mujer, son infecciones bacterianas que pueden infectar cualquier parte del tracto urinario, como por ejemplo los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra.

Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar una infección urinaria. Por lo general afecta más la parte inferior del tracto urinario.

Síntomas de la infección urinaria

Los síntomas más comunes de la infección urinaria son: la necesidad persistente de orinar, una sensación de ardor al orinar, dolor o presión pélvico, orina turbia, dolor de espalda, náuseas, sangre en la orina.

Las infecciones urinarias en la mujer: ¿Por qué ocurre?

Las infecciones ocurren cuando la bacteria E. coli, que se encuentra comúnmente en el tracto digestivo, se propaga al tracto urinario. Eso sucede cuando la bacteria migra desde el ano hasta la uretra. El cuerpo humano tiene muchas defensas naturales para evitar la propagación de infecciones, pero pueden ocurrir y tener graves consecuencias.

Existen muchos factores de riesgo de infección urinaria para las mujeres, que incluyen la anatomía femenina, ciertos tipos de anticonceptivos y la menopausia. Debido a la naturaleza de la anatomía femenina y la corta distancia entre la uretra y el ano, las mujeres tienen más probabilidades de contraer una infección urinaria.

Las mujeres que usan diafragmas o agentes espermicidas tienen un mayor riesgo. La menopausia se considera un riesgo debido a que los niveles de estrógeno disminuyen y hay cambios en el tracto urinario, lo que aumenta la probabilidad de una infección.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo también incluyen las relaciones sexuales, la inserción de un catéter, la diabetes y las infecciones urinarias previas.

Las relaciones sexuales son un factor de riesgo debido a la anatomía femenina y la transmisión de fluidos corporales. Las infecciones urinarias pueden propagarse después de tener relaciones sexuales con una pareja infectada. Las mujeres que son sexualmente activas tienen más probabilidades de infectarse. Tener una nueva pareja sexual también puede aumentar el riesgo de infección.

Tener un catéter colocado o presente en la vejiga durante un período de tiempo puede permitir el crecimiento bacteriano. Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de desarrollar una infección urinaria debido a la dificultad del cuerpo para combatir adecuadamente las infecciones. La deshidratación también es un factor de riesgo en el desarrollo de infecciones urinarias.

Formas de prevenir la infección urinaria

Por lo general, se tratan las infecciones urinarias con antibióticos. Sin embargo, hay muchas maneras de prevenir una infección del tracto urinario:

  1. Ingerir líquidos (agua)
  2. Tomar refresco de arándano
  3. Tomar probióticos para bacterias intestinales saludables
  4. Siempre limpiar de adelante hacia atrás
  5. Orinar después de las relaciones sexuales¡
  6. Vaciar la vejiga al necesitar ir, no retener la orina

Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp