La hipertensión arterial es un factor de riesgo importante de enfermedades del corazón, riñones, y derrames cerebrales. La hipertensión es especialmente peligrosa porque la mayoría de las veces no presenta síntomas de advertencia.

Lo bueno es que se puede saber si uno tiene presión alta al medir la presión arterial con regularidad. Si está alta, se pueden tomar medidas para bajarla. También, si la presión arterial es normal, se puede aprender cómo evitar que suba.

Se puede prevenir la presión arterial alta al:

Mantener un peso saludable

Tener sobrepeso aumenta de dos a seis veces la probabilidad de desarrollar hipertensión arterial, comparado con un peso normal. Incluso una pequeña pérdida de peso puede marcar una gran diferencia para ayudar a prevenir y tratar la presión alta.

Hacer ejercicio con regularidad

Las personas que realizan actividad física tienen un riesgo menor de desarrollar hipertensión arterial (entre un 20% y un 50% menos) que las personas que no están activas. Incluso las actividades leves, si se realizan a diario, pueden ayudar a disminuir el riesgo.

Disminuir el consumo de sal

Consumir menos sal evita que se suba la presión arterial. También, cuando las personas con hipertensión disminuyen el consumo de sal, la presión arterial desciende.

Beber alcohol con moderación

Tomar demasiado alcohol puede elevar la presión arterial. Para ayudar a prevenir la hipertensión, hay que limitar la cantidad de alcohol ingerida a no más de dos copas al día para los hombres y una copa al día para las mujeres.

Bajar el nivel de estrés

El estrés puede hacer que la presión arterial se suba y, con el tiempo, puede contribuir a la causa de la hipertensión arterial. Hay muchos pasos que se pueden tomar para disminuir el estrés.

Hay también algunos nutrientes que pueden ayudar a prevenir la presión arterial alta.

Potasio

Comer alimentos ricos en potasio ayudará a proteger a algunas personas del desarrollo de presión arterial alta. Hay muchas frutas, verduras, productos lácteos y pescado que son buenas fuentes de potasio.

Calcio

Las poblaciones con bajo consumo de calcio tienen altas tasas de presión arterial alta. Sin embargo, no se ha demostrado que la ingesta de comprimidos de calcio prevenga la hipertensión arterial.

Magnesio

Una dieta baja en magnesio puede hacer que la presión arterial se eleve. Pero no recomiendan tomar magnesio adicional para ayudar a prevenir la hipertensión; la cantidad que se ingiere con una dieta saludable es suficiente.

Ajo

Ha habido alguna evidencia que sugiere el efecto del ajo en la disminución de la presión arterial, además de mejorar el colesterol y disminuir algunos cánceres. Se están realizando más investigaciones para evaluar completamente los posibles beneficios para la salud del ajo.

Es bueno hablar con el médico antes de tomar un suplemento dietético o un tratamiento natural alternativo. Algunos pueden interactuar con otros medicamentos o tener efectos secundarios dañinos.


Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp