La duda es la asesina de los sueños. Cuando te desafíes a ti mismo a diario para asumir tus miedos, la verás desaparecer. Conquista tus mayores miedos y tus sueños aparecerán.