Las calorías de todas las frutas son principalmente carbohidratos con un poco de proteína. Las personas con diabetes necesitan comer una cierta cantidad de carbohidratos todos los días para obtener energía y nutrientes esenciales. Las fuentes saludables de carbohidratos incluyen frutas, así como verduras, granos integrales, legumbres (frejoles) y productos lácteos bajos en grasa.