Bienestar

El portal de confianza para una vida saludable

Diabetes

Diabetes: ¿A qué se debe que los ojos estén siempre rojos y llorosos?

Cuando una persona con diabetes siente como si tuviera granos finos de arena atrapados en los ojos, picazón, ardor, visión borrosa y fluctuante, sensibilidad a la luz, enrojecimiento y ojos llorosos, puede tener queratoconjuntivitis seca o más comúnmente conocida como síndrome del ojo seco.

Las lágrimas tienen tres capas. La capa externa que está hecha de aceite y evita la evaporación de la superficie del ojo. Una capa intermedia, que es principalmente agua. Una capa interna mucosa que permite que la capa media se adhiera al tejido en la superficie del ojo que, recordemos, es repelente al agua.

El síndrome del ojo seco en las personas con diabetes es causado por la neuropatía autonómica. Los nervios que sienten la sequedad controlan las glándulas lagrimales. Cuando Las glucemias están crónicamente elevadas, puede dañar esos nervios y provocar una producción insuficiente de lágrimas. Cuando la córnea, la ventana que recubre las partes coloreadas del ojo, no está bien lubricada, se daña, y sus terminaciones nerviosas quedan expuestas, provocando dolor y lagrimeo reflejo.

La hiperglucemia crónica también afecta la calidad de las lágrimas, aumentando la cantidad de glucosa en esas lágrimas e interrumpiendo su composición química normal, un factor que también contribuye a los síntomas del ojo seco.

Deja un comentario