Hace cien años, en 2921, los médicos Frederick Banting y Charles Best de la Universidad de Toronto, Canadá, revolucionaron la medicina al confirmar el descubrimiento de la insulina, un hallazgo científico fundamental en el tratamiento de las personas que padecían y padecen de diabetes.

Sobre este descubrimiento científico y su impacto en la lucha contra la diabetes, una enfermedad que no tiene cura, conversamos hoy con el médico endocrinólogo Douglas Villarroel, presidente de la Federación Internacional de Diabetes Región Sud y Centro América. Las causas, los síntomas, las acciones de prevención y la lucha por conseguir mejor acceso al tratamiento de la enfermedad fueron temas también incluidos en esta conversación que no tiene desperdicio.

Quisimos traer el tema ahora, a propósito del Diabetes Experience Day Latinoamericano 2021 que se celebrará este sábado 18 de septiembre, a partir de las 17:00 (hora Bolivia), y en la que participarán personas que padecen diabetes, cuidadores, médicos e investigadores que trabajan en proyectos que buscan más y nuevas mejoras para el tratamiento de la enfermedad. No es un congreso, ni un webinar… es un conversatorio, abierto al público, interactivo y que se desarrollará de manera virtual.

Más de 450 millones de personas en el mundo padecen de diabetes. En el caso de Bolivia, se estima que al menos 7% de la población total sufre de la enfermedad, un porcentaje que es mayor si hablamos de Santa Cruz, donde la prevalencia afecta al menos al 11% de la población total del departamento.

Quienes padecen de diabetes saben cuán difícil puede ser llevar adelante una vida normal, dado el costo y la atención que demanda el tratamiento a seguir. Un tema que preocupa al Dr. Douglas Villarroel y al que dedica gran parte de su tiempo, buscando soluciones a través de políticas públicas a ser encaradas tanto por el gobierno central, como por las gobernaciones y gobiernos municipales.

Los invitamos a escuchar la conversación, a tomar apuntes, a reflexionar, a aprender lecciones y, si así lo desean, también a compartir con familiares y amigos. Hay que tomar consciencia sobre la realidad que presenta la diabetes en nuestro entorno, así como sobre las medidas de prevención y cuidado necesarias y urgentes.