La diabetes Mellitus afecta a personas, familias, comunidades y al país entero. Es una enfermedad grave que afecta aparece en todas las edades. La efectos sobre la salud deterioran la calidad de vida.

Las personas con diabetes mueren más pronto, principalmente de ataques cardiacos, accidentes cerebro vasculares, e insuficiencia renal. Además pueden tener ceguera y amputaciones de las piernas.

Actualmente hay 537 millones de personas con diabetes en el mundo. Eso significa que uno de cada 10 adultos está con la enfermedad. Lo más preocupante es que el 44,7% se encuentra sin diagnosticar.

El impacto económico, social y de calidad de vida es muy grande sobre la persona que tiene diabetes, debe que gastar en cuidados médicos, medicamentos, insulina, laboratorios, y así sus ingresos se ven disminuidos. Además sufren de dolores, miedos, discriminación, estrés y ansiedad, que afectan seriamente su calidad de vida de la persona y su familia.

Bolivia pierde también en términos de productividad, porque la diabetes provoca ausencias del trabajo, acortamiento de la vida profesional por incapacidad e incluso por muerte prematura. Nuestros servicios de salud pública también pierden, principalmente en admisiones hospitalarias y utilización de servicios hospitalarios.

Las posibilidades de prevenir la diabetes son grandes, así como también la eficacia de los tratamientos clínicos. En nuestro país no existe una política de estado para evitar que esta epidemia continúe creciendo. Lamentablemente muchas personas que tienen diabetes no son diagnosticadas, ni reciben atención médica, y las personas que si tienen acceso a los servicios de salud, no reciben la atención que es posible prestarles.

El Día Mundial de la Diabetes es organizado el 14 de noviembre de cada año por la Federación Internacional de Diabetes, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud. Fue iniciada en 1991 en respuesta a la preocupación sobre el aumento de la incidencia de la diabetes alrededor del mundo.

El Día Mundial de la Diabetes es la campaña de concientización sobre la diabetes más grande del mundo y llega a una audiencia global de más de mil millones de personas en más de 160 países.

La campaña llama la atención sobre temas de suma importancia para el mundo de la diabetes y mantiene la diabetes firmemente en el centro de atención pública y política.

Cada año, la campaña del Día Mundial de la Diabetes se centra en un tema específico que dura uno o más años. El tema del Día Mundial de la Diabetes 2021-23 está enfatizado en el acceso a la atención de la diabetes: “Si no es ahora, ¿cuándo?”.

Lo cierto es que millones de personas con diabetes en todo el mundo no tienen acceso a la atención de la diabetes, ni a los apoyos continuos para controlar su afección y evitar complicaciones.

La mayoría de las soluciones propuestas para mejorar el acceso a los medicamentos se centran principalmente en la disponibilidad y el precio. Sin embargo, las barreras para el acceso a la insulina tienen también mucho que ver con problemas relacionados con la distribución, licitación y políticas gubernamentales.

Hace falta abordar el problema del acceso a la atención de la diabetes en entornos de escasos recursos. De manera de mejorar el acceso a los medicamentos, fortalecer los sistemas de salud y garantizar que la diabetes esté en la agenda de salud mundial.

Si no es ahora, ¿cuando?


Este consejo llega a usted gracias a Sofía