Los alimentos que contienen carbohidratos son rápidos y fáciles de digerir para obtener energía. Coma alimentos como pan, galletas saladas, cereal seco, jugo 100 por ciento de fruta o bebida deportiva con calorías. Pero si la pérdida de peso es un objetivo y no está en riesgo de hipoglucemia, simplemente tome agua, lo mismo para después del ejercicio. A menos que su entrenamiento haya sido particularmente agotador o haya durado varias horas, no necesita alimentos. Las personas que reciben insulina y son físicamente activas deben consultar médico sobre cómo ajustar las dosis de insulina.