Se ha informado de una serie de anomalías de laboratorio, que incluyen un alto contenido de fibrinógeno y dímero D y una prolongación leve del tiempo de protrombina (PT) y el tiempo de tromboplastina parcial activada (aPTT). Los estudios de coagulación anormal se utilizan principalmente para controlar el estado clínico y ayudar a determinar el nivel de atención. El dímero D muy alto está asociado con una alta tasa de mortalidad. Los hallazgos atípicos (Ej., Trombocitopenia grave) deben evaluarse más a fondo.