Se cree que el período de incubación de COVID-19 dura unos 14 días posteriores a la exposición, y en la mayoría de los casos, ocurren aproximadamente de cuatro a cinco días después de la exposición.