¿Qué es lo que sabemos hasta ahora de la COVID-19 y las vacunas, tratamiento y variantes?

COVID-19: Las vacunas funcionan

Cada vez hay más evidencia de que las vacunas son efectivas, ya que los datos del mundo real validan los resultados de los ensayos clínicos. Ya sabemos que previenen los casos graves y las muertes.

La evidencia también indica que las vacunas probablemente disminuyen la transmisión considerablemente, aunque no en la misma medida en que previenen enfermedades graves.

El problema actual en Bolivia es que el proceso de vacunación que se inició, no es el ideal. Las vacunas son difíciles de conseguir en el mercado internacional, el gobierno no permite a empresas privadas importarlas. La distribución de las vacunas es lenta y, hasta el momento, llegó solamente a un porcentaje muy pequeño de la población.

Existe todavía mucha incertidumbre en parte de la población sobre la seguridad de la vacuna.

Se vienen nuevas vacunas

La vacuna de Novavax recientemente terminó en estados Unidos la fase III de ensayos clínicos con un 89.3% de eficacia y está siendo presentada para aprobación. La vacuna de una sola inyección de Johnson & Johnson es muy eficaz contra el COVID-19 grave y ya ha sido aprobada.

Sabemos que, en un tiempo cercano, habrán dosis suficientes para vacunar a la mayor cantidad posible de personas en el mundo, suponiendo que no se retiren algunas vacunas importantes.

Los ensayos clínicos de vacunas en niños de 12 años en adelante están en marcha, y los nuevos ensayos en bebés y niños de seis meses en adelante plantean la posibilidad de la vacunación pediátrica, lo que aumentaría la población que podría contribuir potencialmente a la inmunidad colectiva.

Mejores tratamientos

Los tratamientos contra COVID-19 son cada vez mejores y se viene una nueva ola de medicamentos, como por ejemplo: el “Bamlanivimab” y el “Etesevimab” de Laboratorio Lilly que juntos disminuyeron las hospitalizaciones y la muerte en la fase III del ensayo clínico para el COVID-19 temprano (marzo/2021); el “Molnupiravir” de laboratorios Merck-Ridgeback, completó su fase dos de prueba en humanos y los resultados son altamente prometedores (marzo/2021); el  tratamiento de anticuerpos “VIR-7831”, de Vir Biotechnology disminuye hospitalizaciones y muertes por COVID-19 en tratamientos tempranos (marzo/2021). Todos estos nuevos tratamientos tienen el potencial de acelerar la transición hacia la normalidad.

Los casos nuevos y las muertes siguen siendo altos en todo el mundo y Bolivia no está exenta de esa realidad. De ahí la importancia de vacunar con mayor rapidez y a la mayor cantidad de personas posibles. Es la única manera de que, en un futuro próximo, podamos iniciar la transición hacia la normalidad.

La variantes y la nueva ola de COVID-19

Las variantes del virus, especialmente la P.1 que viene del Brasil, pueden generar una nueva ola de casos en los próximos meses en Bolivia. Las variantes también pueden disminuir la eficacia de la vacuna o permitir la reinfección. Estas variantes también parecen ser más infecciosas que la cepa original.

Estos hallazgos iniciales se basan en tamaños de muestra muy pequeños y pueden cambiar a medida que se disponga de más información; todavía no conocemos el impacto de las vacunas contra la enfermedad grave de estas cepas.

Si estos resultados se mantienen, la propagación de cepas contra las cuales las vacunas existentes son sustancialmente menos efectivas, sería un riesgo significativo para la vida y podría retrasar el final de la pandemia.

 


Este consejo llega a usted gracias a Farmacorp, la cadena de farmacias más grande de Bolivia

Lea más contenido de salud y bienestar en: bienestar.global/farmacorp