Las personas trasplantadas no fueron incluidas en los ensayos de la vacuna así que no se sabe mucho sobre su efectividad en estos casos. En un estudio realizado por la Universidad de Johns Hopkins en 658 personas trasplantadas que recibieron las vacunas de Moderna o Pfizer-BioNTech, y publicado en Mayo/2021, encontraron que las vacunas confieren protección, pero no lo suficiente como para dejar las estrictas medidas de precauciones de seguridad de COVID-19, incluso dos semanas después de recibir la segunda dosis de la vacuna.