Eso depende del tipo de caída del cabello que tenga. Si se debe a un problema de salud, hay que tratar ese problema. Otros tipos de caída del cabello se tratan de muchas maneras diferentes, por ejemplo, con medicamentos que se colocan en el cuero cabelludo, con inyecciones de medicamentos que se aplican en el cuero cabelludo y con medicamentos que vienen en comprimidos. A veces se realiza una cirugía para tratar las zonas donde el cabello no puede volver a crecer.

Para la caída de cabellos conocida como “alopecia androgénica”, los siguientes medicamentos podrían ayudar: minoxidil, finasteride, y espironolactona.

Para la caída de cabellos conocida como “alopecia areata”, hay algunos medicamentos que pueden ayudar a que el cabello vuelva a crecer: corticoides que se pueden aplicar en forma de inyección, o colocarse directamente sobre el cuero cabelludo y que ayudan a disminuir o detener la respuesta inmune que produce la alopecia areata. También se usa la «inmunoterapia tópica» que consiste en aplicar un medicamento especial que produce una reacción alérgica leve en las partes donde se ha caído el cabello.