El clima frío puede hacer que una persona se vuelva más vulnerable a las enfermedades. Pero hay algunas cosas que podemos hacer para cuidarnos de enfermedades respiratorias en este invierno.

Cómo protegerse

Las enfermedades respiratorias son, en la mayoría de los casos, causadas por virus y pueden causar resfriados, gripe, laringitis, bronquitis y hasta neumonía. Se transmiten de una persona infectada a otra, a través del aire y el contacto personal cercano.

También podemos infectarnos a través del contacto con las heces o las secreciones respiratorias de una persona infectada. Por ejemplo cuando le damos la mano a alguien o tocamos una superficie, como el pomo de una puerta, que está contaminada con virus respiratorios y luego nos tocamos los ojos, la boca o la nariz.

Cómo proteger a los demás

Si tenemos un proceso infeccioso respiratorio, debemos seguir los siguientes consejos para prevenir contagiarlo a otras personas:

  • Quedarse en casa mientras esté enfermo.
  • Evitar el contacto cercano con otras personas, como abrazar, besar o dar la mano.
  • Alejarse de las personas antes de toser o estornudar.
  • Toser y estornudar en un pañuelo de papel y luego tirarlo, o toser y estornudar en la manga superior de la camisa, cubriéndose completamente la boca y la nariz.
  • Lavarse las manos después de toser, estornudar o sonarse la nariz.
  • Desinfectar las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, como juguetes, picaportes y teléfonos móviles.

Cómo sentirse mejor

Para sentirnos mejor de las infecciones respiratorias virales, debemos descansar mucho y tomar muchos líquidos. Los medicamentos antigripales pueden ayudar a aliviar los síntomas, pero no harán que el proceso infeccioso desaparezca más rápido. Hable con el médico antes de darle a su hijo medicamentos para el resfriado, ya que algunos medicamentos contienen ingredientes que no se recomiendan para niños.

Los antibióticos no ayudan a recuperarse de una infección causada por un virus respiratorio. No funcionan contra los virus y pueden dificultar que su cuerpo luche contra futuras infecciones bacterianas si los toma innecesariamente.

Consejos para prevenir las infecciones respiratorias en invierno.

  • Lavarse bien las manos con agua y jabón.
  • Cubrirse la boca y la nariz para evitar el polvo.
  • Tomar mucho líquido. La mejor forma de afrontarlo es tomar agua tibia o caliente.
  • Seguir una alimentación saludable con frutas y verduras frescas para mantener fuerte el sistema inmunológico.
  • El ejercicio, especialmente el yoga y la natación, es beneficioso a largo plazo.
  • Evitar el uso de antibióticos y la automedicación.
  • Asegurarse de estar al día con sus vacunas, especialmente en adultos mayores, niños y personas con enfermedades crónicas como asma y diabetes.
  • Si los síntomas no desaparecen en tres días, consulte a su médico.

 


Este consejo llega a usted gracias a HP Medical, mejorando tu calidad de vida