La prevención de la enfermedad del corazón es una prioridad fundamental para las personas con diabetes. Dejar de fumar es la prioridad numero uno para los que fuman. La enfermedad del corazón también se puede disminuir de manera importante con un tratamiento agresivo de la hipertensión, el colesterol elevado, el uso de aspirineta (75 a 162 mg/día) y el uso de ciertos medicamentos para bajar el azúcar en la sangre en personas con alto riesgo de enfermedad del corazón.