1. Cáncer de piel: hay diferentes tipos de cáncer de piel. La mayoría de los casos de cáncer de piel pueden tratarse fácilmente, pero la quemadura solar aumenta el riesgo de contraer un tipo de cáncer de piel grave llamado “melanoma”.
  2. Arrugas: la quemadura por sol acelera el envejecimiento de la piel.
  3. La exposición al sol produce un problema en la vista llamado “cataratas”, que puede dificultar la visión.